Marcha de Adepcoca toma el mercado ilegal de Alanes

.

Tras cinco días de marcha, más de 40 mil socios de la Asociación Departamental de Productores de Coca de La Paz (Adepcoca), llegó a Villa El Carmen y tomó la sede del mercado paralelo de Arnold Alanes.

Cerca de mediodía de este jueves, los marchistas comenzaron a llegar a la zona de Villa Fátima y se dividieron en varias columnas para ingresar al mercado paralelo, mientras desde ese edificio los afines a Alanes lanzaban petardos y detonaban dinamitas.

El presidente de Adepcoca, Freddy Machicado, dijo a @VISOR21 que el objetivo de los 45 mil asociados era lograr el cierre del mercado que su sector considera ilegal.

A cuadras del edificio ubicado en la calle 1 de Villa El Carmen, que antes era un colegio católico, se encontraba un contingente policial que vigilaba la zona, pero que no actuó cuando el sector de Alanes comenzó a lanzar explosivos desde su terraza. Aquello provocó la reacción de la marcha que en gran mayoría logró el repliegue de los efectivos.

Al grito de «¡somos mayoría, carajo!», la marcha de Adepcoca llegó a puertas del edificio, detonaron una dinamita en la puerta y poco a poco ingresaron para hacer la toma del mercado paralelo. En el ingreso se procedió a quemar sillas y un colchón, lo que provocó una intensa humareda que se extendió hasta los pisos de arriba.

Posteriormente, los marchistas procedieron a sacar hacia la calle los taques de coca de los depósitos del mercado paralelo como una muestra de victoria en este conflicto.

Desde Adepcoca se reportó cuatro personas heridas que fueron recibidas con pedradas y petardos por el sector de Alanes y un productor de coca que fue agredido por un efectivo policial.

La representante del
Comité de Autodefensa, Rosalba Vargas, pidió al presidente Luis Arce que ordene el repliegue de la Policía de la zona y denunció que «el Gobierno socapa» la tenencia de explosivos por parte de los cocaleros afines al Movimiento Al Socialismo (MAS).

Un carro del Cuerpo de Bomberos llegó para sofocar el incendio en el ingreso del mercado paralelo, pero la multitud no permitió su paso durante varios minutos. En tanto, una ambulancia del Sistema Prehospitalario Municipal de la Alcaldía de La Paz, desplegó su personal para atender a los primeros heridos del conflicto.

Cerca de las 14 horas otro contingente policial trataba de evitar que el resto de la marcha llegue al mercado paralelo, mientras los cocaleros denunciaban que al interior del edificio aún se encontraba Alanes y su grupo parapetados con dinamitas y armas.

Ya en la tarde la tensión creció cuando la marcha procedió al destrozo de los predios del edificio.

//@VISOR21//